Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
19 de agosto de 2017
 
Dependencias
Consejo de Fomento
Dir. de Administración
Dir. de Servicios Generales
Dinfra
Más VAD
Actualidades Médicas
Galería de vicerrectores
De interés
Rutas de transporte estudiantil
Encuestas
Contacto
 
 
 

 


http://www.viceadministrativo.luz.edu.ve/images/stories/topes/tope_actualidades_medicas.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Columna Nº8 PDF Imprimir Correo

images/stories/noticias/cintillo actualidades medicas.jpg

Mecanismo para activar la insulina

 

Investigadores de York University, Inglaterra, han identificado un cambio estructural clave necesario para que la insulina se vuelva activa, mejorando así las terapias anti diabéticas. Los resultados del trabajo se publicaron en Proceedings of the National Academy of Sciences. La insulina está formada por dos cadenas de péptidos: A y B, estabilizadas por vínculos intramoleculares. La idea es determinar la estructura exacta de la forma activa de la hormona sobre su receptor. Se descubrió que el acortamiento de uno de los residuos de aminoácidos sobre la cadena B produce una transición del componente de la insulina de “activa a inactiva”. Este cambio de forma de la alteración de la proteína reveló aminoácidos ocultos implicados en la unión de la insulina con su receptor.

 

“Migrañas “y “Depresion”: ¿comparten componente genetico?

 

Esto fue publicado en la revista Neurology, como estudio familiar amplio, de 2652 personas descendientes de 22 parejas habitantes en el municipio de Rucphen. Existe relativa contribución de los factores genéticos de ambos Trastornos. La Migraña con “aura” podría ser una vía prometedora para buscar los genes que la causan. Podrían existir pues mecanismos genéticos comunes, al menos en parte, que subyacen a ambos trastornos, en vez de que uno sea la consecuencia del otro.

 

Nuevo gen favorecedor de la Autofagia Celular

 

En el Instituto de Investigacion Biomédica de Barcelona, España, se ha identificado el gen que favorece la autofagia celular (“un programa de reciclaje”), con el que cuentan las células para eliminar elementos innecesarios en su interior, como orgánulos envejecidos o proteínas, que si no se desintegraran, pondrían en peligro su vida. La proteína DOR interviene en las etapas iniciales de autofagia, las más desconocidas, facilitando la formación de los autofagosomas, estructuras que cercan los elementos a degradar, los capturan y los transportan hacia los lisosomas. Estos se fusionan con los autofagosomas, formando los autolisosomas donde diversas enzimas eliminan los componentes intracelulares innecesarios o perniciosos. Sin DOR baja la capacidad autofágica de la célula. “Cada día hay más evidencias de la relación de la autofagia con la aparición y progresión del cáncer, las patología neurovegetativas, las infecciones y el envejecimiento”. En la Corea de Hungtinton existe reducción de la autofagia.

 

Vacuna y Cáncer Prostático Metastásico

 

El Instituto de Cáncer Dana Farber, USA, inyectaron una vacuna con virus de la viruela desactivados a pacientes con cáncer de próstata metastático, diseñada para promover un ataque del sistema inmune contra las células carcinomatosas, lo cual ha permitido que los pacientes que la padecen vivan más tiempo. Los pacientes toleraron bien la vacuna y un pequeño número experimentó efectos secundarios como: fatiga, fiebres y nauseas.

 

Doce variantes de un gen asociado a la insuficiencia cardíaca

 

En la Medical School Washington University, St. Louis,  se han identificado un grupo de 12 variantes genéticas en el gen HSPB7 que se asocian con la insuficiencia cardíaca en humanos. En un grupo de individuos caucásicos con IC se encontraron 129 variantes genéticas separadas en los cuatro genes, incluyendo 23 que parecían ser nuevas. Los autores esperan que se pueda utilizar este mismo método para identificar más variantes genéticas asociadas con riesgo de infarto de miocardio, una enfermedad que se ve influida por múltiples factores genéticos.

 

Nanomolécula contra la agresion de sus propias defensas

 

En la revista online Plos One se publica cómo una nanomolécula permite que las células del organismo sobrevivan a la agresión de sus propias defensas.

La defensa contra la infección requiere que los leucocitos secreten sustancias, tal como ocurre con el factor de necrosis tumoral. El problema radica en que estas armas pueden dañar a las propias células del organismo. De hecho,  los tratamientos dirigidos directamente contra el FNT pueden aumentar el riesgo de infecciones. La bacteria que se usó en estos estudios el“estafilococo dorado” es muy agresiva y sus infecciones se caracterizan por una gran destrucción  de tejido, lo que causa numerosas muertes. La nanomolécula protegió de la agresión de nuestras propias defensas y facilitó su regeneración después del daño.

 

“¿Cancer: de madre al feto?”

 

Científicos en Inglaterra y Japón, lograron demostrar por primera vez, que una madre puede pasar células cancerosas a su bebé en el útero. Las células leucémicas del niño sólo pudieron haberse originado en la madre. La posibilidad de que una madre contagie con cáncer a su bebé en el útero, es un misterio que la ciencia ha tratado de resolver durante los últimos 100 años. Teoricamente cualquier célula extraña que traspasase la barrera madre-bebé debería ser destruida por el sistema inmune de aquel ya que seria

“extraña o ajena” al sistema inmune del infectado. Cuando analizaron las células cancerosas del bebé encontraron que estas carecían de parte del ADN que juega un papel crucial en el otorgamiento de su propia identidad molecular específica. Si este indicador molecular, el sistema inmune del bebé era incapaz de reconocer a las células como foráneas y por lo tanto no podía movilizarse para atacarlas. Se cree que las células cancerosas cruzaron la placenta hacia el feto en desarrollo.

 

Cura genética con leche de conejos

 

Científicos holandeses han descubierto que la leche de coneja, genéticamente, modificada podría tener efectos positivos para quienes padecen enfermedades cardiovasculares según el prestigiosos diario The Times.     

En una granja de Holanda, los conejos han sido genéticamente modificados para incluir un gen humano y el contenido de una proteína, el inhibidor C1, proteína que ayuda a controlar las inflamaciones del cuerpo. Hasta ahora, esta proteína se extraía de la sangre humana y otros animales, pero es caro obtenerla y conlleva el riesgo de infectarse con virus como CJD, variante humana de la “enfermedad de las vacas locas”. La leche de coneja, modificada (unos 200 casos), ayudaría a evitar el rechazo en trasplantes de órganos y a la regeneración de tejidos dañados, luego de derrames cerebrales, infartos y accidentes de tránsito.




^ Subir